Promedio del Coste Monetario: La manera más sencilla de invertir

El señor Benjamin Graham nos recomienda en su libro “El inversor inteligente“, invertir de una manera muy sensata mediante el Promedio del Coste Monetario, que básicamente consiste en un “plan de compras mensuales, en virtud del cual el inversor destina una cantidad idéntica, en términos monetarios, todos los meses a la adquisición de acciones de una o más empresas“.

¿Por qué complicarnos más? ¿Qué posibles pegas podemos encontrarnos? Graham nos plantea unas cuantas y las desmiente muy acertadamente:

“Se podría objetar que el promedio de coste monetario, aunque parece sensato en principio, es poco realista en la práctica, porque son muy pocas las personas que están en condiciones de tener a su disposición para su inversión en acciones ordinarias la misma cantidad de dinero todos los años durante, por ejemplo, 20 años. En mi opinión, esta aparente objeción ha perdido buena parte de su fuerza en los últimos años. Las acciones ordinarias han llegado a ser generalmente aceptadas como componente necesario de un programa de inversión-ahorro sensato. Por lo tanto, las adquisiciones sistemáticas y uniformes de acciones ordinarias no deben presentar más dificultades psicológicas financieras que los pagos similarmente continuos de bonos de ahorro de Estados Unidos y de seguro de vida, de los cuales deberían ser complementarias. El importe mensual puede ser reducido, pero los resultados después de 20 o más años pueden ser impresionantes e importantes para el ahorrador”.

Por tanto, con esta estrategia de inversión, una persona decide comprar una cantidad fija de activos cada cierto tiempo o destinar una cierta cantidad fija de efectivo a realizar esa compra. La idea que hay detrás de este método, es que cuando los precios sean más bajos compremos más, mientras que cuando los precios sean más altos, compremos menos.

Según Investopedia:

¿Qué es el Dollar/Euro-Cost Averaging ?

Es una técnica de compra de una cantidad fija en dólares/Euros de una inversión en particular a espacios de tiempo regulares, sin importar el precio de la acción. Se compran más acciones cuando los precios son bajos y menos acciones cuando los precios son altos.

Etiquetado con: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.